:: Universidad Nacional Autonoma de Nicaragua, UNAN-León ::

 

:: PENSAMIENTO ESTRATÉGICO ::

:: VALORES ::

2.2.1. CALIDAD

En la UNAN-León entendemos la calidad como la satisfacción de las necesidades y expectativas de nuestros beneficiarios, externos e internos, mediante el desarrollo de la docencia, la investigación, la proyección social y la gestión institucional.

Se manifiesta a través de la habilidad para hacer las cosas en el momento previsto, utilizando los recursos de manera racional y obteniendo los resultados esperados. Este concepto está estrechamente ligado a la pertinencia.
La calidad se sustenta en el propósito de hacer las cosas bien desde la primera vez sin perder de vista la mejora continua de todos los procesos y mecanismos de soporte institucional. Empieza por el compromiso y preparación de cada uno de los miembros de la comunidad universitaria.
La calidad es la fuente de la excelencia de nuestra Institución y la condición básica para mantener una posición competitiva superior al resto de las universidades nicaragüenses.

2.2.2. RESPONSABILIDAD

Concebida como el propósito consciente y formal de todos y cada uno de los miembros de nuestra comunidad universitaria de responder ante los demás y ante la sociedad por la consecuencia de sus actos.
En la UNAN-León, la responsabilidad se expresa en el cumplimiento en tiempo y forma de los compromisos individuales y colectivos, tanto a lo interno como a lo externo de la Institución; vinculando nuestras acciones con el mejoramiento de la calidad de vida de nuestros compatriotas nicaragüenses y centroamericanos y en el desarrollo de una cultura de servicio, en la cual el trabajo de cada quien es importante para el éxito de todos.
La base de la responsabilidad de los miembros de la UNAN-León es el amor al trabajo, un sentimiento que permite hacer con ánimo las cosas, y que se expresa en la dedicación a las tareas de manera proactiva.

2.2.3. LIDERAZGO

Comprendido como la capacidad de cada miembro de la comunidad universitaria para autogestionar su realización personal y lograr el compromiso de las personas que le rodean en función de objetivos comunes.
Desarrollar la capacidad de liderazgo significará la adopción de un programa personal claro y acorde al programa institucional; de una filosofía de vida basada en el aprendizaje continuo, la innovación, la negociación y la toma oportuna de decisiones; el establecimiento de relaciones duraderas entre los miembros del equipo y con nuestros beneficiarios.

2.2.4. INTEGRIDAD

Es una forma de vivir mostrando congruencia entre lo que se piensa, se dice y se hace. La integridad como valor estratégico de la UNAN - León, garantiza confianza, seguridad, respaldo. Ser íntegro requiere sinceridad en lo que decimos, fidelidad con los compromisos adquiridos, justicia en las actuaciones y opiniones que emitimos.
Los miembros de la comunidad universitaria actúan en su vida personal y profesional en concordancia con los valores reconocidos por esta institución como comunes y estratégicos; sus actos se caracterizan por la honestidad y la transparencia, expresadas en la realización del trabajo sin agendas ocultas, con una clara rendición de cuentas y garantizando la información y comunicación oportuna y veraz sobre los propósitos de cualquier toma de decisiones.

2.2.5. EQUIDAD

Concebida como el acceso a las oportunidades que brinda la Universidad en correspondencia con el interés demostrado, el grado de competencia y desempeño alcanzado por los beneficiarios.
La equidad se manifiesta en el ingreso a la Universidad, el reconocimiento justo del desempeño de los miembros de la comunidad universitaria y en la relación de la Institución con la sociedad en general. Se fundamenta en la justicia, la igualdad y el derecho sin distingo de raza, género, edad o cualquier otra condición individual.

2.2.6. RESPETO

En la UNAN – León reconocemos de manera especial los derechos y la dignidad humana y el cumplimiento de las leyes, reglamentos y normas que rigen la Institución. Promovemos la protección y recuperación de los recursos naturales y la protección del medio ambiente
Respetamos la autoridad así como las ideas, opiniones, creencias (políticas, sociales y religiosas) y posturas divergentes con las nuestras; apreciamos los esfuerzos realizados en el cumplimiento de los compromisos y el tiempo invertido en el trabajo individual y de equipo.

2.2.7. CREATIVIDAD E INNOVACIÓN


Es la generación y aplicación de nuevas ideas, adaptando acciones y proyectos a los nuevos desafíos, en la búsqueda continua de alternativas para la solución de los problemas que limitan el cumplimiento de la Misión y el desarrollo institucional,
participando así, de manera efectiva en el mejoramiento de la calidad de vida de la población en general.

2.2.8. TRABAJO EN EQUIPO

En la UNAN-León el trabajo de equipo es la armonización de las contribuciones individuales en pro del logro de la misión, objetivos y metas. El éxito del mismo depende de la sinergia de los aportes de sus miembros.
El trabajo en equipo se concibe como un elemento transformativo, capaz de promover un cambio real en las personas que lo integran; favorece el diálogo, la negociación, el desarrollo de la solidaridad, la tolerancia, el respeto y el debate constructivo. Permite que todos aprendan del esfuerzo de los demás superando sus limitaciones y alcanzando los objetivos y metas individuales, propicia además valorar las diferencias y aceptar la posibilidad de cambio. La visión compartida juega un rol decisivo para estimular el surgimiento de opiniones, conceptos colectivos y la cohesión del equipo.

2.2.9. EVALUACIÓN

En la UNAN – León se concibe la evaluación como un proceso, permanente y participativo, orientado al mejoramiento de la calidad mediante la generación de cambios sucesivos. Se basa en la capacidad que tienen los miembros de la comunidad universitaria para desarrollar mecanismos de diálogo, discusión y reflexión, que permitan la apertura, la flexibilidad, la libertad y la actitud participativa, en el examen crítico y la valoración del quehacer individual, de equipo e institucional.
El mejoramiento permanente del desempeño de cada uno de los miembros de la comunidad universitaria, es fundamental para el mejoramiento de los procesos que se desarrollan en la Universidad.